viernes, 27 de marzo de 2020

La banda sonora para despedir el día...'La dama perversa', de Tony Banks (Génesis)


A muchos de los componentes de bandas de rock, pop o jazz de renombre mundial les ha atraído, en algún momento de su carrera, componer música de cine. Aun siendo más complicado de lo que parece, algunos han escrito bandas sonoras interesantes, como por ejemplo Steward Copeland (The Police), que ha trabajado para filmes de Coppola, Oliver Stone o Ken Loach. Su 'Rapa Nui' quizá sea la más mediática y una de las más interesantes. 
El caso del grupo Génesis es un buen ejemplo de ello. Tanto Peter Gabriel como Phil Collins y Tony Banks han compuesto para el cine, el primero de ellos con varios trabajos de gran calidad -especialmente 'La última tentación de Cristo'-, el segundo con alguna que otra cosa conocida en su día (podemos citar varias canciones de 'Buster'), el éxito de los temas cantados para Tarzán de Disney (el score es de Mark Mancina, conviene no olvidarlo) y, aunque quizá muchos no lo sepáis, Banks también le ha dado a la música cinematográfica. 
Lo reseño hoy, 27 de marzo, porque el teclista de Génesis cumple 70 años. Aunque tiene varias bandas sonoras, quizá la más relevante ha sido 'La dama perversa' (1983) por su acertado hallazgo de un tema melódico principal y su adaptación a la pantalla aun siendo excesiva en el recalque de las imágenes. Seamos francos: 'La dama perversa' es una espantosa película de aquellas que produjeron Golam y Globus para la Cannon que, aparte de pagar productos de acción inefables, también de vez en cuando le daban por adaptar guiones históricos o novelísticos. Este fue uno de los casos, la vida de una mujer, en el siglo XVII, que le roba el novio a su hermana y después se dedica a trepar, además de convertirse en bandolera para robar por los caminos (!!). 
Con una infumable dirección de Michael Winner, en la que los encuadres y los primeros planos excesivos demuestran su torpeza tras la cámara, ni siquiera el elenco actoral salvaba este horror, a pesar de contar con Faye Dunaway, Alan Bates y John Gielgud. Todo era horrendo, el diseño de producción para quemar el wardrobe y con un tufo televisivo sobrevolando cada fotograma a pesar de ser un producto cinematográfico. Solo la música de Tony Banks se salvaba, que había encontrado un tema melódico pegadizo, se lo dio al gran orquestador Chistopher Palmer y entre ambos hicieron lo que pudieron. 
El vídeo de hoy os muestra una serie de secuencias de 'La dama perversa': el inicio, con este tema que os comento en diferentes ritmos -el trote a caballo en pantalla es acompañado por la música en un ejercicio voluntarista de Banks que emplea en todo el filme y que al menos es de agradecer para apostillar las imágenes-, los tonos medievales y después, en otras secuencias, algunas de bella factura con flauta y cambio de ritmo con acción y tan excesivo como los siguientes, con una secuencia de amor-sexo impagable (la mano en la teta en primer plano es indescriptible), la pelea posterior aun peor rodada con Banks poniendo todo lo que pudo en sus notas y los créditos finales con el tema principal.

No hay comentarios: