jueves, 23 de junio de 2022

Los buenistas


La vida está llena de gente que practica el buenismo y son unos hijos de puta o lo han sido en momentos de su vida en los que han jodido a los demás de manera consciente. Estos especímenes pululan cada vez más porque los buenistas, los que no han roto un plato en su vida, han encontrado en las redes estupendísimas plataformas para decir que nos aman, que somos imprescindibles en su vida vacía si no estamos con ellos, que todo lo hacen de corazón por la humanidad y que nos necesitan para expandir el abrazo fuerte teletabi. La gente cae como moscas en las soflamas aparentemente bienintencionadas de estos cabrones, que en su día jodieron amistades, fastidiaron asociaciones creadas por gente ilusionada, rompieron parejas, olían a envidia cuando se te acercaban o se aprovechaban de los demás trepando porque querían ser como otros y después han comenzado a venir como gráciles pajarillos al alpiste para cuando te des cuenta, quitarte el banco y ser ellos quienes repartan las sobras a los demás, que se quedan dando saltitos por el suelo mientras el gorrión se ha convertido en un ave de rapiña que lo hace todo por nosotros, pero eso sí, por nuestra redención, para que ampliemos conocimientos de cine, de pintura, de música, de cuantas cosas dicen saber estas bazofias humanas que expresan su amor universal a todos y a todo pero solo se quieren a ellos mismos.

El buenismo es un mal social, un cinismo peligroso para la sociedad, porque da rienda suelta a mala gente encubierta. Es mucho más dañino que el correctismo político, porque éste limita para controlar el cuadrilátero pero el buenismo es universal e infinito, a la medida del ego de quienes lo practican. Conozco nombres y apellidos de gente así que los sufrí y ahí andan, dando la brasa ante cuatro gatos o ante toda una legión de adoradores que no tienen ni puta idea de a quién están adorando. Gente que trató de joderme o intentó fastidiar a personas que aprecié y ahora van, aparte de sabiondos, de candidatos a los altares en cualquier ámbito. Ya que hablamos en términos religiosos, en este campo es impresionante cómo se ha propagado el buenismo. Yo, cada vez que alguno me dice "hermano" antes de empezar la frase, me echo a temblar. Mientras tanto, los malos somos los que tratamos de ser sinceros o nos expresamos tal y como pensamos y sin necesidad de practicar el traperismo. Somos "personas difíciles" porque los fáciles son los buenistas, que son almas benditas de nuestro Señor.

Francamente, me importa un rábano, solo que me hacen gracia. Verlos de lejos, por supuesto. Yo ya llegué a una edad en la que este tipo de sujeto lo aparté de mi vida y, aunque siempre existe el riesgo de que te topes con un buenista en tu vida, lo tienen muy complicado conmigo. Pero ahí andan, aprovechando las nuevas formas de comunicarse que tiene la sociedad, que han puesto en liza los seres humanos, cada vez más carajotes y buenistas.

miércoles, 22 de junio de 2022

Vendrán a por todos nosotros (Mónica Oltra dixit)



En la magistral 'Vencedores o vencidos' de Stanley Kramer, cuando el juez Haywood (Spencer Tracy) da a conocer la sentencia de los juicios de Nuremberg, el abogado nazi Emil Hahn -condenado a reclusión perpetua- le grita con vehemencia: "¡Hoy me condenáis a mí, mañana los bolcheviques os condenarán a vosotros!".

Quien realmente bramó exclamando esta frase fue Julius Streicher, otro de los nazis condenados en Nuremberg, antes de que fuera colgado de una soga cumpliéndose así el dictamen del jurado. Streicher había sido militar, ferviente seguidor de Hitler, editor de libros antisemitas y responsable de un periódico desde el que se lanzó una feroz campaña contra los judíos.

Esta tarde, Mónica Oltra, entre otras lindezas, se ha dirigido a los periodistas diciendo "Nos están fulminando uno a uno con denuncias falsas. El día que quieran reaccionar, les habrán fulminado a ustedes".

lunes, 20 de junio de 2022

Municipios que salen perdiendo



La Ley Electoral andaluza incompatibiliza los cargos de diputado autonómico y alcalde. El Partido Popular se ha llevado años diciendo que derogaría esta normativa cuando llegara al poder, pero ya no tiene margen de maniobra temporal. Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina.
Una pena. Hay diputados/as andaluzas desde anoche que serían mucho más útiles gobernando sus ciudades que sentados entre 109 políticos alienados, pero sus partidos han decidido incluirlos en las listas autonómicas y con ello pierden la opción de ganar alcaldías. A no ser que, con otros candidatos menos atractivos, confíen en la posibilidad de pactos posteriores. Y el PP lo tendrá en su mano en muchas ciudades. Dos o tres concejales de Vox serán fundamentales para darle determinadas alcaldías a los populares. Sin la ultraderecha siempre mejor, pero es demasiada ingenuidad pensar que el arreón disfrutado por el PP en las autonómicas va a repetirse en los municipios de idéntica manera. Y en esas ciudades se comprenderá el respaldo de Vox, que incluso podría valer solo para la investidura sin necesidad de que se integren los concejales del partido de Abascal en tareas de gobierno. ¿Acaso Vox va a hacer pinza con el PSOE o con los vestigios divididos de Podemos durante cuatro años de un mandato?
Independientemente de lo que tenga que suceder, el panorama para los socialistas es desolador. Harían bien en dejar el victimismo en sus comparecencias públicas. Espadas es un buen tipo, pero se equivoca apareciendo ante los medios en la noche de la debacle diciendo que la caída del PSOE es debida al escaso margen de tiempo disponible para preparar las elecciones tras el golpe de adelanto de Juanma Moreno. Espadas sabe -y con él sus compañeros de partido- que si las elecciones andaluzas se hubieran celebrado a finales de año o en 2023, los resultados de la izquierda hubieran sido aun peores, que ya es decir. Hubieran tratado además de vender al electorado, de manera insistente, los peligros de los conservadores apoyados por el radicalismo a su derecha, el recorte en lo público, la pérdida de derechos para colectivos defendidos (interesadamente) por el progresismo y todo ese mantra similar a la máxima guerrista de antaño: "que viene la derechona", sin percatarse de que los votantes andaluces ya tienen su propia fórmula para parar a los radicales: votar al PP y hacer fracasar a Vox, por lo que el mensaje socialista hubiera sido tan erróneo como estéril.
La sinceridad y el rechazo a excusas preconcebidas siempre serán bien recibidas por los votantes, algo que los políticos de todas las formaciones parecen no entender. No valen ni lo poco que han tenido para trabajar, ni culpar a terceros ni cualquier otra fórmula de victimismo. En el PSOE suceden cosas graves que han causado estos resultados, provocados por un rosario de circunstancias: la herencia envenenada de la corrupción, la negación de la existencia de tanto dinero público derrochado, la soberbia hasta darse de bruces en las elecciones de 2018 que aun ha seguido imperando en estos casi tres años a pesar del varapalo traumático sufrido, las concesiones a la galería y al marketing sin atajar ni solventar los problemas de fondo, las luchas cainitas entre susanistas, romanistas, sanchistas y tantas familias que solo se distinguen por su apego al poder, sin base de matizaciones ideológicas ninguna, el trasvase de cargos de un lado a otro para pagar favores o seguir viviendo de la política y, por supuesto, la cantidad de esquiroles y chupaculos integrados en el PSOE. Estos especímenes están en todos los partidos, de acuerdo, pero el daño se multiplica en formaciones heridas y perdedoras. En las ganadoras todo el mundo sonríe y el pelota le quita a su jefe la motita de polvo que lleva en la chaqueta mientras éste sonríe. En las derrotadas, el abrazafarolas se lleva el exabrupto del caudillo o caudilla de turno, mientras algunos miran de reojo, tratando de no ser descubiertos, los vinilos de las ventanas de la sede, con las fotos de sus cabezas de lista descoloridos, que nadie ha osado quitar de los cristales cuatro años después de que fueran colocados para una campaña ya olvidada.

miércoles, 15 de junio de 2022

El legado de Verano Azul (1). Domingo Sánchez, el coleccionista con el archivo más completo de la serie de TV


Miguel Joven y Gerardo Garrido (Tito y Quique en
#veranoazul) han coincidido en afirmar -en las convivencias mantenidas entre seguidores de la popular serie que acaba de cumplir 40 años o en reuniones para tratar asuntos relacionados con ella- que existe una persona que posee "el legado de Verano Azul" gracias al ingente material archivado durante décadas recopilado de los medios de comunicación, las revistas de la época, los productos promocionales y su merchandising.

Esa persona es Domingo Sánchez. Bailarín y actor de profesión, posee miles de recortes de publicaciones originales, discos casi imposibles de encontrar, cromos, coleccionables... Todo lo que, desde que era un precoz adolescente, comenzó a guardar si estaba relacionado con Verano Azul, sus actores, equipo técnico o las localizaciones. Miguel, Gerardo, Juanjo Artero, con el que le une una gran amistad y al que durante una etapa le llevó sus redes sociales, conocen este material que llega hasta la actualidad.

El archivo de Domingo Sánchez, "el legado de Verano Azul", es fundamental para conocer con detalle cómo se vivió el rodaje de la serie, pero especialmente qué repercusión tuvo, qué hicieron los actores con sus vidas en los años posteriores y qué significaron los nombres de todos ellos en el panorama nacional e internacional de la televisión, el cine, la música...

Domingo Sánchez tiene, en sus cartapacios, historia viva y anecdótica de Verano Azul desde 1979, cuando comenzó el rodaje, o desde aquel hotel de donde 'echaron' a José Luis Fernández ante la invasión de fans y el popular Pancho tuvo que buscarse otro alojamiento, a la estrategia de las pre-revistas del corazón de publicar siempre cosas de Verano Azul junto a las noticias del por entonces Príncipe Felipe. De discos extraños donde se descubre que la famosa sintonía con la que comenzaba cada capítulo de la serie incluso tenía letra escrita, hasta las hermanas Torres afirmando que aspiraban a un Oscar en sus vidas.

"El legado de Verano Azul" llega ahora, al descubierto, para todos los seguidores de la obra de Antonio Mercero.

En #UltimoEstreno hemos entrevistado a Domingo Sánchez, lo hemos hecho en el entrañable chiringuito de Ayo en Nerja y allí nos ha mostrado parte de su archivo. El reportaje es tan amplio que lo hemos dividido en dos partes, este enlace os llevará a la primera mitad, grabado recientemente, y en próximos días publicaré el segundo correspondiente a la segunda parte.

Se acerca el verano y será igual de azul que hace cuatro décadas gracias a gente que ama la serie como Domingo Sánchez. Sin exageraciones, sin inventarse historias ni forzarlas, sin histrionismos y sobre todo sin protagonismo, este profesional de la escena y coleccionista es fedatario de lo sucedido con sus documentos y también con lo vivido junto a los protagonistas de Verano Azul.
Este trabajo se une a la colección de videorreportajes que el canal de Youtube #UltimoEstreno y www.regresoaveranoazul.com posee en su archivo, dedicados a una serie inmortal para tantas generaciones.
Que lo disfrutéis. No perdeos detalle. Y recordad que en pocos días llegará la segunda parte...

ENLACE A LA ENTREVISTA (PRIMERA PARTE):

viernes, 10 de junio de 2022

Un día dirán que Morricone inventó la música en general y que antes todo era oscuridad


 

Miklos Rozsa, Max Steiner, Franz Waxman, Korngold, Bernard Herrmann, Elmer Bernstein, Jerry Goldsmith...Todos ellos revolviéndose en sus tumbas ante el disparate con el que titula su artículo esta chiquilla en el periódico 'La Vanguardia'.

Sobre la exaltación sobredimensionada de Morricone he leído innumerables cosas a lo largo de décadas y ya no digamos desde que falleció. El 'consuelo' es que suelen encontrarse en redes sociales donde miles de bienintencionados -y no tanto- opinadores repiten diariamente que no existe otra banda sonora igual a 'La misión' o 'Cinema Paradiso'. Pero cuando en los medios de comunicación se lee esto, queda demostrado una vez más que hace ya mucho tiempo que la prensa se mueve por niveles subterráneos de conocimiento y es más grave, porque se supone que quien difunde su contenido está capacitado para defender lo que afirma. Y si no sabes titular tu texto, condensar lo que desarrollas en él, te equivocaste de profesión de la misma manera que si afirmas con convencimiento y sin pestañear lo que se lee en 'La Vanguardia' no tienes ni puta idea sobre lo que estás escribiendo o hablando.

martes, 7 de junio de 2022

Penélope Cruz, Premio Nacional de Cinematografía... a pesar de todo



Cuando Penélope Cruz o Javier Bardem son reconocidos por sus méritos artísticos, media España se afana en entrar en las redes sociales para poner a parir a cualquiera de ambos. A ella le buscan las carencias actorales que puedan inventarse y de él se escriben barbaridades relacionadas con su ideario político y especialmente con los problemas con el fisco. En ambos casos se leen peregrinas frases como que no pagan impuestos en España o incluso que son antipatriotas. Ahora, acaba de concederse a Penélope Cruz el Premio Nacional de Cinematografía, buena ocasión para enorgullecerse de una actriz universal, querida en la meca del cine (EEUU) y objeto de las prácticas del deporte nacional en España: la envidia y la ojeriza 'per se' a quienes triunfan. En este vídeorreportaje en el canal #UltimoEstreno de Youtube te hablo de ello: https://youtu.be/5b6mzLC9dAY

sábado, 4 de junio de 2022

El 5 de junio que Syd Barret fue a reencontrarse con los Pink Floyd



El 5 de junio de 1975, hace ahora 47 años, los miembros de Pink Floyd terminaban de mezclar los temas de su nuevo disco tras el 'The Dark Side of the Moon'. Metidos de lleno en faena en Abbey Road, apareció un tipo en el estudio repentinamente y comenzó a toquetear las cosas del grupo mientras nadie le echaba cuenta. Al rato, todos se preguntaron quién era aquel sujeto calvo, sin cejas y obeso que deambulaba por allí como quien pasea por su casa, aunque con la mirada indefinida y comedidamente. Nadie lo conoció hasta que David Gilmour le preguntó a Nick Mason: "Nick, ¿lo reconoces?". Ante la negativa de la respuesta, Dave le dijo: "Es Syd".

Syd Barret había sido el fundador de Pink Floyd en 1965 y dos años después, cuando el grupo comenzaba a llamar la atención por temas del propio Syd como 'Arnold Layne' o 'See Emily Play', era imposible contar con él para los conciertos de la banda. Sin razón alguna se quedaba paralizado, mirando al vacío, sin tocar la guitarra, sin cantar... El abuso del LSD estaba destrozando su vida, la del grupo y la carrera musical de ambos. Había que tomar una determinación.

Años después de que Gilmour sustituyera a Barret, en aquel 5 de junio de 1975, este último quiso echar una ojeada a lo que hacían sus antiguos compañeros. En aquellos momentos estaba naciendo uno de los trabajos más grandes de la historia de la industria discográfica: 'Wish You Were Here', cuyos sones y letras más amargas están dedicadas a Barret.

La historia de este magistral disco, cómo se diseñó su icónica carpeta, lo sucedido con el fundador y la paulatina destrucción de la unidad de la banda, si es que alguna vez la hubo realmente, se puede ver en la película documental 'Pink Floyd: The Story of Wish You Were Here', dirigida en 2012 por John Edginton, y en la que además de los testimonios de los cuatro miembros del grupo, no faltan apuntes muy interesantes de Brian Humphries, ingeniero de sonido de 'Wish You Were Here', o Storm Thorgerson, creativo y diseñador de las carátulas de sus discos.

La película está en Filmin en este enlace: https://www.filmin.es/pelicula/pink-floyd-the-story-of-wish-you-were-here


viernes, 3 de junio de 2022

Absolutamente inadmisible



Yo no voy a pontificar sobre quiénes deberían cantar esta noche en la final del COAC en el Falla o si el jurado que ha decidido las agrupaciones finalistas ha acertado o ha errado. No me considero con suficientes conocimientos como para decir si Vera Luque traía mejores pasodobles que el Piru o el Tomate o si el Bizcocho es más gracioso que el Cascana, por mucho que me llevara siete años en el foso del Falla cerrando cada edición diaria del Cádiz Información con Porquicho escribiendo sobre cada grupo.

Lo que es innegable es que el pase a la final de la comparsa 'We can do...Carnaval' es una decisión doctrinaria por motivos políticos y que, en realidad, dado que es un caso más de tantas que van en estos últimos años, tampoco me apetecía hablar de ello. Pero lo que resulta absolutamente inadmisible es pasar por alto esta joya de alegato filoterrorista de la autora de esta agrupación en una intervención televisiva.
En Rentería gobierna Bildu. No transcribo las palabras de esta sujeta porque viendo el vídeo pueden extraer unas conclusiones legítimas que sobrepasan el Carnaval.
Seguramente algún/alguna adepto/a al nuevo régimen me preguntará si también me expresaría así si estas asquerosas declaraciones de Marta Ortiz las hiciera un hombre en lugar de una mujer. Mi respuesta sería exactamente la misma, pero se da la circunstancia de que aquí, encima de sentirse identificada con quienes han asesinado a inocentes, entre ellos a gaditanos, te han colado a tu agrupación en la final del COAC por la puta cara para seguir adoctrinando. A lo mejor te atreves esta noche con un pasodoble que defienda la lucha abertzale, "que está guay, a tope" como dices, y el público tiene los huevos que debe tener para no dejarte seguir haciendo proselitismo político y usando a las mujeres.