martes, 21 de julio de 2020

21 de julio de 2020. Dieciséis años sin Jerry Goldsmith



En la mañana del 21 de julio de 2004 conocíamos la noticia de la muerte de Jerry Goldsmith. El compositor de 'Poltergeist', 'Desafío total', 'La profecía' o 'Star Trek' nos dejaba, a los 75 años, tras componer bandas sonoras inolvidables, como así fueron las citas que algunos mantuvimos años antes gracias a sus conciertos, de los que guardo con especial cariño su presencia en Sevilla en varias ediciones de los Encuentros de Música de Cine que ahora he leído en algún sitio que hay intención de volver a organizarlos.
Con Goldsmith siempre tengo la sensación de que existe una deuda universal hacia él. Y no lo digo porque solo recibiera un Oscar, por 'La profecía', a pesar de su casi veintena de nominaciones. Otros grandes del cine también han sido ignorados en premios de este calibre. Ahí están Hitchcock o Paul Newman. Mi desazón va fundamentada en la cantidad de veces en las que vemos muestras devocionales constantes e incluso histriónicas tanto de quienes consideran la música de cine algo secundario como para quienes nacimos con las bandas sonoras debajo del brazo y forman parte de nuestra vida de una u otra manera.
Que Ennio Morricone o John Williams sean motivo casi de adoración como sucede con el sobrevalorado Hans Zimmer son 'cose della vita', pero existe una tendencia a 'darle la palmadita en el hombro' a Goldsmith y a su obra, reconociéndole su valía, pero que no se le ocurra a nadie ubicar al compositor en ese olimpo preservado para nombres como los anteriormente citados.
Goldsmith es un maestro con mayúsculas, un genio mucho más grande que nombres que han tenido como pilares la mercadotecnia y composiciones que el oído quiere escuchar para el placer interior de quienes no entienden que, en la música de cine, la conexión imagen-música es fundamental y va más allá de escuchar un disco como ejercicio 'final'.
Goldsmith no solo fue valiente y estuvo a la vanguardia a la hora de hacer evolucionar la música cinematográfica, sino que fue el ejemplo más claro del conocimiento académico musical siempre al servicio del mensaje visual. Podía haberse lucido como otros, tenía iguales o más virtudes para ello, pero supo como nadie que su cometido era hacer música DE CINE.
De ahí que no pudo tener mejor narración musical sobre un mundo ajeno al que conocemos 'El planeta de los simios', aunque lo fácil hubiera sido hacer una partitura de acción con melodías inolvidables y un tema de amor. Goldsmith va más allá del convencionalismo y ofrece la atonalidad y el vanguardismo no para 'acompañar' el camino iniciático emprendido por George Taylor hacia una verdad que "puede que no le guste", sino para 'hacerse propia película', para 'ser', no 'apostillar'. Goldsmith fue el perfecto guionista con su música, puesto que con ella nos revela, sin notas a modo de spoiler, quién era la asesina en 'Instinto básico', la densidad de la soledad en 'Alien' o la psique de John Rambo
¡Qué huérfana se quedó la música de cine sin el genio justo en los años en los que los conciertos eclosionaban, dándonos el placer de oír esta música en directo pero haciendo peligrar el verdadero sentido y objetivo para el que está compuesta! Algo que Goldsmith, a lo largo de toda su carrera, entendió como nadie.
Os dejo varios enlaces a vídeo reportajes dedicados a Goldsmith y a algunas de sus obras capitales que podéis ver en el canal #UltimoEstreno de Youtube para que recordéis hoy al maestro.

-POLTERGEIST. JERRY GOLDSMITH SÍ VA EN SERIO: https://youtu.be/OdiZc4D66Xw

-'ACORRALADO': 37 AÑOS DE LA PELÍCULA Y DE UNA BANDA SONORA MAGISTRAL DE JERRY GOLDSMITH: https://youtu.be/TKATA_g8hrU

-20 AÑOS DE JERRY GOLDSMITH EN SEVILLA: https://youtu.be/eQSCNVLYZAo

No hay comentarios: